21-doctor-twitter.w529.h352.2x

Una de las grandes novedades del MIR de este año ha sido la presencia de una pregunta sobre bueno uso de redes sociales relación médico-paciente . Las reacciones no se han hecho esperar, y se puede encontrar tanto a gente que alaba la iniciativa de preguntar sobre estos temas como aquellos que piensan que el exámen MIR debería evaluar conocimientos más “objetivos”.

Sin entrar a analizar la redacción de la pregunta, me ha hecho pensar en un tema sobre el que llevaba tiempo queriendo escribir: el uso de redes sociales, en concreto Twitter, por parte de profesionales sanitarios y en especial estudiantes de Medicina. Vivimos en una sociedad en la que estamos acostumbrados a vertir a redes sociales pensamientos, imágenes y experiencias personales, en ocasiones hasta íntimas. Pocas veces reflexionamos sobre quién puede leer nuestros mensajes o nos tomamos el tiempo necesario para configurar los ajustes de privacidad de nuestro perfil.

En mis andanzas por tierras 2.0, me he topado con muchos otros tuiteros, y he empezado a notar ciertas conductas o patrones comunes. Al igual que los distintos tipos de personalidad que establece el DSM, no se trata de un diagnóstico exacto. Dependiendo del contexto, podemos presentar rasgos de una categoría u otra. El problema viene cuando los rasgos se convierten en trastornos, pero eso es una historia para otra entrada. Así que “without further ado”, veamos cuáles son los cuatro perfiles “tipo” de los estudiantes de Medicina en Twitter:

El comentarista político

Springfield-Angry-Mob-enfurecida-Simpson_EDIIMA20150616_1005_17

Los tweets de @masaaenfurecida o retweets de su partido político de elección acaparan el perfíl de estos usuarios. Es común que incluyan su afilicación política en su bio. Sorprendentemente, son de los que más seguidores aglomeran, junto con el narciso. A diferencia del narciso, dichos seguidores suelen ser casi todos afines al mismo partido. ¿Quién dijo que la variedad de opiniones era buena?

La variante más sanitaria es el de el de la marea. Un ejemplo claros son las cuentas de hospitales como @HULPrincesa. Aunque en su momento muchas sirvieron una función esencial en organizar una defensa de la sanidad pública, el tiempo las ha corrompido hasta el punto de convertirse en dispensadoras de magufadas “online”. Otras variantes de interés son la del quejica, el broncas y el cotilla, que como os podéis imaginar, apenas exigen explicación.

En dosis moderadas, este tipo de cuentas pueden ser graciosas y hasta informativas. En dosis altas o en monodosis, un CD rayado que repite la misma canción una y otra vez, y que suele acabar con el oyente dándole al botón de “mute” o unfollow.

El narciso

Narcissus-selfie-1024x842

Selfie con la bata, selfie al salir del quirófano, selfie con el tocho de apuntes, selfie con el desayuno… Más de uno tiene una extraña propensión a usar su cámara delantera del móvil cada dos por tres. A todos nos gusta una foto de “postureo” de vez en cuanto, pero estas personas lo llevan a niveles insospechados. Se suele asociar a un número de seguidores elevado, especialmente si el físico de dicho tuitero es “agradable de mirar”.

La variante extrema del narciso es la del tuitero ninfómano. Retweets a cuentas porno o cuasi-porno, marcar como favorito fotos de paquetes o escotes, cientos de seguidores a los que les interesa más tu media que el contenido de tus tuits y selfies “ligeros de ropa”. ¿Caliente? Puede. ¿Extremadamente inapropiado para un medio social público? Seguramente.

El “friki” de la Medicina

Screen-Shot-2014-04-15-at-4.48.36-PM

Links a noticias de los últimos ensayos clínicos, casos clínicos interactivos, noticias sobre el último “gadget” médico disponible… Estos tuiteros viven por y para la Medicina. Pueden ser una fuente muy útil de información, tanto para sus compañeros de profesión como para sus pacientes, pero hay que recordar que “el que sólo Medicina sabe, ni medicina sabe”.

Una variante que se produce cuando se fusiona con rasgos de la de “comentarista político” es la de médico crítico. Al igual que la mayoría de las fusiones en esta vida, son de las cuentas más interesantes a seguir. Por alguna extraña razón, suelen ser estudiantes miembros de IFMSA, médicos preventivistas o de Medicina de Familia. ¿Por qué será ;)?

El silencioso

Los "silenciosos" se suelen encontrar a la izquierda de la escala de evolución. Imagen de @monicalalanda
Los “silenciosos” se suelen encontrar a la izquierda de la escala de evolución. Imagen de @monicalalanda

Ese amigo al que convenciste de mala manera para que se crease perfil en Twitter y que ni se molestó en cambiar su foto de huevo (en su defensa, es muy mona). Tienen un par de likes o tweets y de seguidores, y con suerte, se conectan un par de veces al año. Tienen la posibilidad de digievolucionar en cualquiera de los otros subtipos de tuitero, pero al igual que los tamagochi, necesitarán de tu amor y apoyo para ello.

La variante Facebookera mantiene el silencio comunicativo, pero presenta una alta cantidad de menciones entre él y sus amigos. Suelen tener un número mayor de seguidores que el silencioso, normalmente sus compañeros de clase y/o amigos. Son el siguiente escalón en la digievolución tuitera.

 

 

Como reflexión final, cada uno es perfectamente libre de usar las redes sociales como quiera, siempre y cuando cumpla los principios básicos de la comunidad. Sin embargo, en el momento en el que nos presentamos como sanitarios o estudiantes de una profesión sanitaria, adquirimos un plus de responsabilidad y debemos postear o twitear con cuidado. Al fin y al cabo, nunca sabes quién te puede estar leyendo, y en tus manos está dar una buena imagen de la profesión.

Y tú, ¿Qué tipo de usuario de Twitter eres? ¿Añadirías otra categoría? Participa en la encuesta aquí o deja tu comentario abajo :).

p.s Independiemente de tu “personalidad tuitera”, recomiendo encarecidamente la lectura del Manual de Estilo para Médicos y Estudiantes de Medicina sobre el bueno uso de Redes Sociales.

10
10
¿Qué tipo de usuario de Twitter eres?

2 thoughts on “¿Qué tipo de usuario de Twitter eres?

  • 8 Febrero, 2016 a las 3:44 pm
    Enlace permanente

    Ya que estamos con el símil diagnóstico, ¿ no tienes la variedad “tuitero mixto”?

    Otra cosa: ¿realmente es importante el “controlar” los clicks a Favoritos? Suelo pensar que si alguien los mira no sé qué busca…

    Saludos

    Responder
    • 8 Febrero, 2016 a las 8:27 pm
      Enlace permanente

      Hola Ignacio! Gracias por comentar.

      Lo ideal es tuitero mixto, sí. En la encuesta de Tuiter lo puse como elección, y como digo en el artículo, todos podemos presentar rasgos de una personalidad u otra en algún momento. Lo importante es no dejar que evolucionen a trastorno ;).

      Sobre los favoritos, es una cosa que pocas veces se tiene en cuenta, pero puede ser peligrosa. Cuando varias cuentas a las que sigues marcan algo como “fav”, se te envía una notificación. Y anteriormente (creo que ahora lo han quitado), a veces aparecían favs de gente a la que sigues en tu TL.

      Un saludo!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *