1265734303_0

Nos están ninguneando. Menospreciando. Infravalorando. Y, por supuesto, insultando. Por si no fuera poco, lo estamos permitiendo. ¡Qué demonios! Lo llevamos aguantando desde siempre. Cuenta con nuestra connivencia, ya que, el que calla, otorga.

Quizás esta introducción sea un poco brusca, pero el trato que se nos está dispensando por parte del Ministerio de Sanidad y los facultativos de las diversas Comisiones de Especialidad no merece otra cosa. Y es que, si bien con el actual sistema la carrera ya es un trámite, con el sistema troncal se pretende que esto sea totalmente patente.

Para quien no haya leído nada al respecto, dentro de las competencias a adquirir en el periodo troncal se encuentran el manejo básico del paciente, inicio a la dispensación de fármacos… Vamos, todo lo que según el Libro Blanco de Medicina se debe de adquirir en el Grado.

El sistema educativo necesita una reforma, no creo que nadie dude de eso. Pero ésta pasa porque salgan médicos generales bien formados de las aulas, no por dejar que el MIR solucione el desaguisado. Hay que adaptar los planes de estudio a que salgamos con unas competencias básicas y unas nociones claras de lo que se ve en el día a día, que podamos llevar a un paciente básico, no a que sepamos la patogenia de la proteinosis alveolar o del síndrome de Caroli.

Es muy frustrante que a un sistema al que entran los alumnos con mejores notas en bachillerato, en lugar de una formación productiva, se le impongan 6 años de puro trámite. Además, ésa es otra, es demasiado tiempo como para que no sea una experiencia increíblemente penosa.

No es nada extraño encontrarte con médicos que te dicen que se hacen tres carreras: el grado, el MIR y la residencia. Y otros tantos que te dicen que eres médico cuando terminas la residencia, no cuando completas la carrera. A pesar de que la obligación de prestación de socorro diga otra cosa.

Esto es, además, un enorme problema para el sistema sanitario, que vierte desde el principio una presión asistencial enorme sobre los R1, especialmente en las guardias. Que son las mismas personas que un año antes raro era que hicieran algo en las prácticas (salvo honrosas excepciones).

Creo que el sistema necesita una reforma en profundidad, pero ésta debe de residir en el Grado, no en el periodo de formación de la especialidad. La Troncalidad está concebida para restarle todavía menos importancia al Grado, para subsanar en el periodo troncal las deficiencias de la titulación, y terminar con profesionales peor preparados al más que probable recorte de los tiempos de formación específica.

Espero que, en algún momento de este despropósito, los estudiantes alcen la voz para exigir un cambio en el que se nos incluya en el sistema, que se nos forme, que se nos respete. Porque, al final, sólo aspiramos a una cosa: ser buenos médicos.

Elena Armas Jorge es estudiante de Medicina de 5º curso en la Universidad Complutense de Madrid

TraMIRtes (Autor Invitado)

2 thoughts on “TraMIRtes (Autor Invitado)

  • 31 Enero, 2016 a las 3:34 pm
    Enlace permanente

    Buenas, me gusta mucho y comparto la opinión de lo que dices, al igual que muchos de mis compañeros.
    En mi caso me he cambiado este año de enfermería a medicina y la verdad es que hubo dos cosas que me dejaron de piedra. La primera fue cuando mi profesor de anatomía nos dijo que “ustedes teneis que hacer examenes tipo test y no de desarrollo, porque de lo que se trata es que os preparéis para el MIR”. WHAAAAT???
    Que si, que después de terminar LA CARRERA, tenemos que hacer el MIR, pero por Dios, enseñame a no ser una inutil durante estos seis años.
    La segunda, es la cantidad de prácticas inútiles y trabajos mierdas, si, mierdas, que nos quitan una barbaridad de tiempo para meternos tantísima teoría entre pecho y espalda.
    Que yo no digo que en otras carreras funcione, pero en esta no.
    No sé si a otras personas les pasará lo mismo, pero la verdad es que por ahora estoy bastante desencantada.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *