Los estudiantes de medicina somos una parte más del equipo asistencial en formación que atiende al paciente. Sin una buena docencia, el relevo de responsabilidades que se nos hará en el día de mañana no podrá garantizar la correcta asistencia a este. Formar a buenos profesionales no sólo es tarea de las Universidades o el Ministerio de Educación, sino que necesita de la colaboración y apoyo de todo el SNS donde desarrollaremos nuestra labor asistencial. En un contexto de sobremasificación de prácticas, una implementación con más sombras que luces del plan Bolonia y recortes globalizados, es necesario otorgarnos herramientas que faciliten nuestro proceso formativo. El CEEM se reunió hace escasos días con el Ministerio de Educación justamente para atajar este problema con la regulación del estudiante de Medicina dentro del hospital universitario. Curiosamente, una de sus propuestas, facilitar el acceso a las historias electrónicas de pacientes, ha suscitado un revuelo por redes sociales y rechazo por gran parte de los lectores de redacción médica. image No es una cuestión de privacidad. Tampoco es una cuestión de protección de derechos de los pacientes. Si lo fuese, ya se nos hubiese prohibido acceder a las historias de pacientes en papel, algo que se realiza diariamente en todos los hospitales universitarios. Todos asumimos la responsabilidad y compromiso debidos al entrar en la carrera y auscultar a nuestro primer paciente. Si los resultados de esta encuesta nos muestran algo, es el profundo desconocimiento del papel que debe asumir el estudiante de medicina dentro del equipo asistencial, y la imperiosa necesidad de regular nuestro lugar y formación en él. Esperemos poder aprovechar la situación para trabajar, juntos, hacia una mejor formación para los que seremos los profesionales de mañana, unidos por un objetivo: el paciente. p.s Podéis consultar el artículo que ha armado todo el revuelo y los mensajes de twitter en www.redaccionmedica.es y @redaccionmedica

10
10
“Historia o no historia, esa es la cuestión”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *